lunes, 17 de enero de 2011

CAMBIAR DE AIRES

OJO DE BUEY ROSA LÓPEZ CASERO

En las últimas décadas la gente tiende a abandonar los pueblos para emigrar hacia los grandes núcleos urbanos. Así, el desfase es cada vez mayor: las ciudades incrementan su población mientras los pueblos se van quedando vacíos, poblados sólo por viejos que se pasean entre casas deshabitadas de lo que un día fue bullicio de niños y jóvenes. En muchos pequeños pueblos ya no hay maestros, porque no hay escuela, ni cura, ni médico. Pero no todo es malo en la vida rural: una vida tranquila, sosegada, sin prisas ni estrés. Nunca se llega tarde a ningún sitio porque todo está al alcance de la mano. Con cuatro o seis niños en el aula, la enseñanza es individualizada. Algunos alcaldes han tratado de sacar alguna idea brillante para atraer habitantes a su pueblo ofreciendo dinero, trabajo, vivienda y hasta un cerdo. No sería mala idea trasladarse a una pequeña aldea para escribir, meditar, pintar, criar una familia al aire libre…

Quizá la vuelta a la vida rural pudiera ser la solución a la salida de la crisis para muchas personas. Deberían calibrar si les merece la pena vivir hacinados en unos bohíos, en malos barrios, pagando altos alquileres, madrugar, correr para coger el metro o el autobús, tardar más de una hora para ir y otra para venir del trabajo, comparar la carestía de la vida en la ciudad por lo económico que resulta en el pueblo donde tampoco gastas en cines, teatros, bares porque no hay. Pero puedes quedarte en casa leyendo un libro, viendo televisión, charlando con amigos o navegando por internet. Esto no altera tu presupuesto. Recuerdo en un pueblecito que viví hace tiempo donde sólo había un letrero de Coca-cola en la calle principal. Y sus habitantes vivían felices.

Ahora que hasta el más pequeño pueblo de nuestra Extremadura dispone de piscina, ambulatorio, casa de cultura, y hasta tanatorio y centro para mayores, habrá que replantearse si no merece la pena cambiar la vida urbana por la campestre.
¡Ah! Y otra gran ventaja del mundo rural: los fumadores lo tendrían mucho más fácil…
Lo dicho: habrá que plantearse cambiar de aires.

Artículo publicado en la sección Opinión de El Periódico Extremadura el jueves, 13 de enero de 2011.

1 comentario:

  1. Do you love Coca-Cola or Pepsi?
    ANSWER THE POLL and you could get a prepaid VISA gift card!

    ResponderEliminar

Free Counter and Web Stats